Dominio descriptivo vs. dominio de marca ¿cuál es mejor?

Elegir un nombre nunca es sencillo. Los nombres moldean nuestra identidad y determinan como nos perciben. En el caso de un negocio, el nombre de dominio es tan crucial para el éxito como el propio nombre de tu empresa.

Cuantas más opciones, más dificil resulta elegir; cuanto más nombres se encuentren disponibles, más nos costará decantarnos por uno de ellos. Una forma de simplificar cualquier elección compleja en dividirla en partes más sencillas. A la hora de encontrar el nombre de dominio adecuado para nuestro proyecto, una de las decisiones que deberemos tomar es registrar un dominio descriptivo o un dominio de marca.

Los dominios descriptivos – también conocidos como domininios genéricos – incluyen los nombres o palabras clave que describen aquello que ofrecemos (p.ej. blogdominios.com, alquilerdecoches.com o juegosdemesa.es) mientras que los dominios de marca son nombres formados por términos inventados (como Nestlé o Coca-Cola) o por palabras con un significado sin relación directa con lo que ofrecemos. En este segundo grupo se encuentran algunas de las marcas más reconocidas actualmente: Amazon, Apple, Google…

Dominios descriptivos, la ventaja de lo familiar

Cuando hablamos de marca, se utiliza con frecuencia la expresión “reconocimiento de marca”. Cuanto más popular o familiar es nuestra marca, mayor es el reconocimiento de marca.

Para un negocio, el reconocimiento de marca es importante porque influye en la confianza que transmitimos y, por lo tanto, en la probabilidad de que un usuario decida adquirir un producto o servicio en nuestro sitio web. Esto se debe a un proceso psicológico que provoca que tendamos a confiar más en aquello que nos resulta familiar. Es decir, cuando dudamos entre dos opciones, tenderemos a elegir aquella que nos “suena” más.

Una de las mayores fortalezas de los dominios genéricos es precisamente que generan “reconocimiento instantáneo”: al estar formado por palabras que utilizamos habitualmente, un dominio resulta automáticamente familiar incluso antes de promocionar la marca. La consecuencia directa es que los dominios descriptivos tienden a conseguir un porcentaje más alto de compras (siempre que el sitio web inspire confianza).

Otra gran ventaja de los dominios descriptivos es que son muy fáciles de recordar. A la hora de elegir un producto o servicio en Internet, casi todos comparamos varias opciones. Si nuestra oferta es competitiva, que un cliente potencial recuerde como encontrarnos tiene un gran valor: un cliente que regresa a nuestra web siempre tiene más probabilidades de elegir nuestra oferta.

Dominios de marca, la fortaleza de una identidad propia

Los dominios descriptivos tienen un talón de Aquiles: es muy difícil otorgarles una identidad de marca. Un dominio genérico siempre hace referencia a aquello que describe y por eso carece de una individualidad que, en algunos sectores, es esencial para diferenciarse de nuestra competencia. Un ejemplo muy claro es el de Apple: hablar de un Mac o un iPhone nos transmite una idea muy definida y muy distinta a la que obtendríamos si Apple hubiera decidido llamar a sus productos “OrdenadorPersonal” o “TeléfonoInteligente”.

Construir una marca consiste en dotar a unos productos o una empresa de una personalidad reconocible y con la que nos podamos identificar. Volviendo al caso de Apple, la marca ha conseguido que muchos usuarios integren sus productos como parte de la expresión de su propia identidad y con ello ha conseguido una enorme fidelidad entre sus clientes.

Un dominio de marca nos ofrece aquello de lo que carecen los dominios descriptivos: una identidad definida en nuestro mercado. La identidad es precisamente la clave que nos permitirá obtener un mayor margen por aquello que ofrecemos. Las grandes marcas lo saben muy bien y por eso cobran, no por lo que un producto es, sino por lo que significa.

Posicionar un dominio de marca requiere obviamente mucho más trabajo y nos obliga a realizar una inversión en promoción y publicidad desde el principio para alcanzar a nuestros usuarios. Por otra parte, esto puede tener beneficios a largo plazo incluso en el posicionamiento en buscadores ya que a Google (y otros buscadores) le gusta que inviertas en tu sitio web ya que con ello demuestras implicación y envías una señal clara de que tu sitio es legítimo y confiable.

Conclusiones: un dominio adecuado para cada negocio

Un dominio descriptivo ofrece confianza y visibilidad con un esfuerzo mucho menor que un dominio de marca. Por otra parte, los dominios de marca nos ofrecen unas posibilidades de desarrollo de nuestra identidad prácticamente inalcanzables para un dominio genérico.

La elección de una opción u otra depende de nuestro negocio: si nos movemos en un sector donde la marca no es importante (p.ej tornillos) o bien tenemos un negocio de pequeño o mediano tamaño, un dominio genérico con un flujo constante de clientes potenciales supone una gran ventaja. Además, en el caso de que nuestro negocio crezca siempre podemos utilizar la visibilidad y base de clientes que hemos creado para lanzar una nueva marca.

En cambio, si nuestro objetivo es diferenciarnos de la competencia o incrementar nuestro valor de producto, un dominio de marca es absolutamente la mejor opción.

Herramientas domainer – whois de dominios y mucho más

Existen muchas herramientas para realizar un whois del dominio que nos interesa conocer y una de ellas es Who.is. Lo mejor de la herramienta es su rapidez, sólo con poner el nombre de dominio y dar a whois aparece el resultado al momento. Los resultados del whois son los habituales: Registrador, servidor del whois, url de referencia, estatus, fecha de expiración, fecha de creación, nombre del dueño y datos de contacto (si están disponibles), servidores del hosting, última consulta. Además, ofrece otros datos interesantes como las páginas vistas por visita y el Alexa rank, entre otras. Resulta, entonces, una gran herramienta para conocer el whois del dominio que se va a analizar.

 

 

¿Para qué hacer el whois de un dominio?

  • Para saber  a quién pertenece un dominio, si se necesita comprar o hacer negocios con esa persona
  • Para saber la antigüedad de un dominio
  • Para saber cuándo expira un dominio
  • Para saber en qué hosting se encuentra el dominio
  • Para conocer la empresa registradora del dominio
  • Para conocer los datos de contacto de la persona a quien pertenece o gestiona el dominio

Además de poder realizar un whois de manera rápida y efectiva, en who.is también se puede acceder a otras funciones interesantes como: archivo, búsqueda web, información, dns records, sugerencias, expirados y dominios Premium.

 

 

Vamos a comentar un poco cada una de las funciones. El buscador de dominios premium permite encontrar dominios premium entre una gran colección, incluso se puede afinar la búsqueda poniendo el nombre de dominio deseado hasta encontrar dominios premium interesantes. El buscador de dominios expirados permite encontrar dominios que ya están disponibles para el registro, así como el tiempo en que se borraron. La opción de sugerencias ofrece sugerencias de dominios disponibles relacionados con el dominio que se busca, para registrar el dominio que mejor se adapta a esas necesidades. DNS Records ofrece archivos de DNS.  El archivo ofrece datos sobre el whois y web search (búsqueda web) es una herramienta que no he podido probar ya que daba error.

La herramienta de información ofrece información muy interesante sobre los dominios, llega a ser una herramienta incluso más interesante que el propio whois por los resultados que ofrece. Aparecen datos de la web como el título y descripción, cuánto lleva online, si tiene contenido adulto, links, rank de tráfico, pagerank, páginas vistas según datos estimados y otros de interés como datos de contacto del dueño del dominio.

Cada una de estas funciones hacen a who.is una herramienta de interés y referencia para los domainer o webmainer, herramienta que conviene tener a mano para cuando se necesite.

Guía de GoDaddy para Comprar un Dominio Paso por Paso

Si ya has decidido crear tu propio blog y comenzar tu aventura en el mundo Blogging, no te quedará más remedio que empezar por registrar el nombre del dominio que hayas pensado para tu página. Tu domino será como si comprases un trocito de terreno donde vas a construir tu futura casa. Tendrás que saber muy bien donde lo compras y en qué condiciones, porque seguro que querrás conseguirlo bajo la regla de la BBB, es decir: Bueno-Bonito-Barato. Hoy te traigo una pequeña guía con la que podrás comprar un dominio en GoDaddy paso por paso.

Guía para comprar un dominio en GoDaddy paso a paso

 

Empecemos por el principio: ¿Qué es GoDaddy?

No conocer GoDaddy en Internet es como no conocer la Coca-Cola en el mundo real. No quiero molestarte, pero es como si hubieses vivido en una tribu del Amazonas y no supieras que hay otro mundo allá afuera (me he pasao ? ). GoDaddy es el mayor registrador de nombres de dominios a nivel mundial. Cuenta con más de 12 millones de clientes y administra más de 57 millones de nombres de dominio. Son grandes cifras, ¿no? Pero a veces las cifras no sirven de mucho; ahora te voy a contar porque compro mis dominios en GoDaddy.

 

godaddy logotipo

GoDaddy, la mejor opción

Te voy a ser sincero, te voy a decir el principal motivo por el que he registrado y seguiré registrando dominios en GoDaddy. No es otro que el precio. Por su puesto que hay otras buenas razones por las que registro dominios con ellos, pero el precio es la principal, así de llano. Ya lo he contado otra veces en el blog, he registrado dominios .com en GoDaddy por unos 2 €. ¿Está genial, verdad? Por cierto, he encontrado un truco por llamarlo de alguna forma, para conseguir los mejores precios en GoDaddy (estate muy atento esta semana, porque voy a escribir un post en el que te voy a contar cómo hacerlo ? ) .

La otra buena razón por la que registro dominios en GoDaddy es porque ofrecen un panel de control  realmente fácil de utilizar. Con él, puedes gestionar  tus dominios, transferirlos, venderlos…

¿Entonces, cúal es el precio de un dominio?

En la siguiente tabla puedes ver los precios de los dominios para las diferentes extensiones:

tabla de precios de godaddy

Por ejemplo, si registras un dominio .com por 3 años te costará unos 30,97 €. Visto así no es el precio más competitivo del mercado, pero no te preocupes, como te he dicho un poco más arriba que esta semana te voy a contar como podrás conseguir dominios a unos precios inmejorables con GoDaddy. Sólo te puedo adelantar, que podrás comprar dominios a 5 años por menos de 32 €. Esto ya empieza a ser otra cosa… ?

Guía para comprar un dominio en GoDaddy

Lo primero que haremos para registrar un dominio es ir a la página principal de GoDaddy. Si os sale por defecto el idioma en inglés, os váis a la parte inferior/superior de la página, y podéis seleccionar el país/región para que os salga el idioma que queréis.

Ahora ponéis en la página principal (en el recuadrito que he marcado en rojo), el nombre del dominio que queréis registrar. También podeís hacerlo accediendo desde la pestaña “Dominios”, e introduciendo el nombre del dominio. Una vez escrito, hacéis click en el botón verde “Buscar dominios”.

buscar un dominio .com

 

Si el domino está libre, saldrá algo como en la imagen que muestro un poco más abajo. Nos darán a elegir otras extensiones para que las registremos, pero no queremos que nos carguen con más de lo que necesitamos. Así que revisamos todo bien, y hacemos click en el recuadro verde “+ Seleccionar”, y luego en “> Continuar al carrito”.

seleccionar un dominio .com

 

Nos llevará a otra página donde nos ofrecen más opciones (proteger información personal, correo…), y bajaremos hasta el final de la página y volvemos a hacer click en el botón naranja “Continuar al carrito”.

Llegaremos a la siguiente página y comprabaremos el precio de compra. Revisaremos el número de años por el que queremos registrar el domino (1, 2, 3, 5…), y si hemos o nos han añadido otros extras (es una táctica común en todo este tipo de empresas). Comprabado que todo este bien, hacemos click en “Proceda al pago >”.

proceder al pago

 

Ahora, si eres un nuevo cliente de GoDaddy, tendrás que registrar tus datos. Si ya eres cliente, deberás acceder a tu cuenta.  Para nuevos clientes, completarás tus datos y eleccionarás la forma de pago (Moneybookers, tarjeta de crédito o PayPal). Una vez cubiertos todos los datos, haz click en “Continuar”. Recuerda apuntar bien tu nombre de usuario y contraseña, te harán falta después.

completar datos registro en godaddy

 

Este es el último paso. Sólo tienes que hacer click en el botón narajana “Hacer tu pedido >”.

hacer pedido

 

Completo!! Ya tienes tu dominio propio preparado para usar!!

Configuarando los DNS de nuestro dominio para que apunten a nuestro hosting

Ya hemos registrado nuestro dominio en GodDaddy.

Sí, perfecto, ¿pero ahora qué hacemos?

Ahora tendremos que configurar los DNS (Names Servers) de nuestro dominio para apunten a nuestro hosting.

Esto quiere decir que nuestro dominio será redireccionado a nuestro servicio de alojamiento web, en mi caso por ejmplo, HostGator (buen precio, mejor calidad).

Estos son los sencillos pasos que tienes que seguir:

1. Accede a tu cuenta de GoDaddy

Vuelve a ir a GodDaddy (recuerda que el idioma lo seleccionas al final de la página). En la página principal, en la parte superior derecha, haz click en “Inicio de sesión”. Introduce tu nombre de usuario y contraseña (la que elegiste cuando te registraste), e inicia sesión. Vuelve a la parte superior derecha de la página, y haz click en “Mi cuenta”. En las opciones que te aparecen, pincha encima de “Administra tus dominios”.

administrar dominios

.

2. Selecciona tu dominio

Aparecerá una tabla con los dominos que tengamos registrados; pinchamos encima del domino registrado.

seleccionar dominio en godaddy

.

3. Cambia las DNS por las de tu servidor de hosting

En la siguiente pantalla, hacemos click en la opción “Administrar” en la casilla “Servidores de nombres”.

cambiar DNS dominio

.

4. Pon los nombres de tus servidores

Ahora, en la pantalla que verás, pincha encima de “Editar Servidores de Nombres”. Aquí es donde tendrás que introducir los nombres de los servidores de tu proveedor de alojamiento web te dió cuando creaste tu hosting para instalar WordPress.

Puedes encontrarlos en el email de bienvenida que suelen enviar cuando creas tu hosting. Son dos subdominios del dominio de tu proveedor. Te lo escribo para que lo veas mejor:

1st Nameserver: xxxxx.hostgator.com

2st Nameserver: xxxxx.hostgator.com

Cuando los edites, guarda la configuración. Haz click en “Aceptar”.

editar nombres de servidores

 

Listo!! Tu domino ya está redirigido a tu servicio de hosting. ?

Bueno, ¿y por qué comprar mi domino en GoDaddy y no en mi proveedor de hosting?

Seguro que ya te habrás hecho esta pregunta, al igual que me la hice yo en su día.

Si vas a contratar un alojamiento web con HostGator y registrar el dominio con ellos, te saldrás unos 2,78 $ más que si lo compras en GoDaddy (y eso que todavía no te he contado como conseguir los dominios más baratos ;)).

Pero quitando el tema del precio, hay un motivo aún más importante para no registrar tu dominio en la misma empresa que tienes tu servicio de hosting. Por experiencia propia y por lo que le ocurre a muchos bloggers, es más común el cambiar de servicio de hosting que de proveedor de dominios.

Por norma general, todos estamos satifeschos con nuestro hosting hasta el día en que empezamos a tener problemas con ellos. Entonces ya no estaremos contentos con el servicio que nos están ofreciendo. Las cosas empiezan a ir mal.

Aquí llegas el punto en el que haces lo posible por solucionar los problemas y evitar cambiar de proveedor de hosting. Además, como no somos unos expertos en estos temas, nos va a costar hacer la migración de nuestro alojamiento. Pero al final no queda más remedio…tienes que cambiar sí o sí de empresa de hosting.

Y si tienes todos tus dominios alojados en el mismo proveedor, te va a costar mucho más hacer todo el cambio. Tendrás que hacer la transferencia de los dominos, y con suerte, esto te llevará un par de días. Lo siguiente será montar tu página web en tu nuevo hosting, y por últomo, cambiar las DNS de tu hosting viejo al nuevo.

En cambio si trabajas con un registrador de dominios, puedes mover los dominios de un hosting a otro, en un abrir y cerrar de ojos puedes hacerlo sin ningún problema; con cambiar las DNS será suficiente.

Como dicen los expertos: No pongas todo tu dinero en el mismo banco!! Primero hay que tener el dinero claro, jajajaja ?

Hasta aquí llegamos. Con esta pequeña guía podrás comprar un dominio en GoDaddy. Ahora ya sabes como registrar tu domino y redireccionarlo a tu servicio de hosting.

Así de fácil!!